Cuidados Paliativos más visibles

Entrada publicada en Nuestraenfermeria.es en 20n de Diciembre de 2013

La atención paliativa está muy marcada por la connotación negativa que incluso los mismos profesionales le damos. Hecho que hace que la sociedad los entienda de manera negativa, con sentido de desesperanza e impotencia hacia la persona que los recibe debido a su situación vital.

Hace unos días llegaba a mí una noticia a través de Lourdes Guanter (Presidenta de la AECPAL) una noticia publicada en La Vanguardia: Enfermeras piden dar cuidados paliativos a enfermos crónicos en ambulatorios. Qué titular ¿eh?

No, no se han vuelto locas las enfermeras, que es lo que puede llegar a parecer si no se entiende lo que son realmente los “cuidados paliativos”.  La noticia recoge una de las reivindicaciones hechas desde las IV Jornadas de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña (AIFICC), en la que se aboga por “un cambio cultural sobre cómo atendemos a las personas en el tramo final de la vida, centrando la atención más en la persona que en la enfermedad”

La atención paliativa se ha relacionado con el cáncer y enfermedades como el SIDA (enfermedad que ahora gracias a las nuevas terapias se cronifica). Es necesario llevar la atención paliativa a enfermedades crónicas “avanzadas y evolutivas”. Estas enfermedades van deteriorando la calidad de vida de las personas que las padecen, son procesos irreversibles que llevan a situaciones límites, tanto en lo que se refiere al sufrimiento físico, psíquico y social.  Un dato que explica el artículo es que por cada paciente que padece una enfermedad oncológica hay 7 con una enfermedad crónica avanzada.

Este es el motivo por el que las enfermeras ven en los ambulatorios un lugar idóneo para llegar a las personas que padecen estas enfermedades de manera más eficaz y efectiva, preparándolos para los cambios que se van a producir en su situación vital, tratando y centrando los cuidados en la persona y no en la enfermedad.

En boca de Cristina Lasmarias  enfermera especializada en Cuidados Paliativos, miembro de la AECPAL y de la Cátedra de Atención y Cuidados Paliativos:

Si desde la atención primaria se detectan los pacientes con enfermedad crónica susceptible de recibir atención paliativa, se estará haciendo una detección precoz que permitirá, de manera muy cuidadosa, hablar con la persona enferma e identificar cuáles son sus deseos, expectativas y valores de cara al proceso de final de vida y atenderla en función de ello.

Mención aparte merece la Cátedra de Atención y Cuidados Paliativos, que defiende  la “Atención paliativa de personas con enfermedades crónicas avanzadas y sus familias en la comunidad” Se trata de una iniciativa conjunta del Instituto Catalán de Oncología y la Universidad de Vic, y la vertiente académica del observatorio Qualy / centro Colaborador de la OMS para Programas Públicos de Cuidados paliativos, con el partenariado del Instituto Catalán de la Salud, el Hospital de la Sta Creu de Vic, y SARQuavitae, todos ellos con una enorme experiencia asistencial en áreas complementarias, y con el soporte de la Fundación la Caixa.

Tiene una relación estrecha con el Departamento de Salud mediante proyectos como el Programa MACA/NECPAL  del Programa per a la Prevenció i Atenció a la Cronicitat y el Pla Director Sociosanitari. El programa MACA/NECPAL trabaja para la identificación y la mejora de la atención de las personas con enfermedades crónicas avanzadas.

Hacer los cuidados paliativos más visibles, entendibles por la sociedad y acercarlos a aquellos que realmente los necesitan, así como formar a los profesionales con capacidades específicas y crear equipos multidisciplinares de atención paliativa, son acciones necesarias. Acciones en las que las enfermeras tienen mucho que decir y mucho más que hacer.

Como veis, no!, no se han vuelto locas las enfermeras y es necesario acercar la atención paliativa a la población , y los centros de atención primaria son el lugar idóneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada