¿Por qué lo llamas Eutanasia, si quieres decir Sedación Paliativa?


Volvemos desde Nuestraenfermeria.es y Carreteras Secundarias a retomar el tema de la Eutanasia, en este caso a explicar la Sedación Paliativa, y es un tema que en la red está de actualidad, quizás este post se debería haber llamado Por qué lo Llamas Sedación paliativa si quieres decir Eutanasia, aunque eso lo dejamos a vuestra elección.
Hace unos días, surgía en el periódico el País la noticia que hacía referencia a José Luis, paciente terminal de cáncer, que declaraba al igual que rezaba en el titular las siguientes palabras, “Quiero morir, porque amo la vida” (1). Las redes sociales se hacen eco de esta noticia, y como era de esperar ha habido muchas voces a favor y muchas en contra. Cuestión de opiniones se puede pensar, aunque el tema es muy delicado. El punto diferente que aporta esta noticia, es la acusación al sistema de paliativos de manera frontal, algo que no entiendo, puesto que realizan un esfuerzo tremendo por realizar cuidados de calidad aunque  no puedo entrar a valorar detalles de un caso que desconozco. Lo que denunciaba José Luis era la incomprensión del médico de paliativos de su situación. Del caso se hicieron cargo médicos la Asociación Derecho a morir dignamente(2). Realmente al ver la grabación de José, podemos ver que estaba seguro de su decisión, dando un paso firme al frente de lo que estaba reclamando y haciendo. Voces críticas se han levantado, entendiendo la “sedación paliativa” de José como una Eutanasia (entendida no como buena muerte sino como acción que provoca la muerte), por lo tanto una Eutanasia encubierta y disfrazada de Sedación Paliativa. No tiene tampoco desperdicio la noticia «Cuando la eutanasia se disfraza de sedación paliativa», por los Dres. Estefania Errico y Mariano Gabriel Fernández, (3) comentando la acción de José y la atención que recibe de manos de la ONG, noticia que concluyen de la siguiente manera:
El derecho a morir dignamente consiste en la asistencia adecuada en todas las necesidades del paciente para conseguir su alivio hasta la natural presentación del momento de su muerte, logrando la aceptación del final de la vida tanto en el paciente como en su familia…
Para entender este desaguisado que mejor que intentar comprender qué es la Sedación Paliativa, para ello nos referenciamos a la  GUIA DE SEDACIÓN PALIATIVA de la Organización Médica Colegial (OMC) y la  Sociedad  Española De Cuidados Paliativos (SECPAL) (4). Y en ella se define la sedación de la siguiente manera:
La sedación paliativa es la disminución deliberada del nivel de conciencia del enfermo mediante la administración de los fármacos apropiados con el objetivo de evitar un sufrimiento intenso causado por uno o más síntomas refractarios.
Puede ser continua o intermitente y su profundidad se gradúa buscando la el nivel de sedación mínimo que logre el alivio sintomático.
Claro para el lector puede ser complicado el entender el término de Síntoma Refractario, por eso también lo define en la guía, aunque utilizaremos otro apunte recogido de una noticia también de El País, Algunos aspectos éticos sobre una buena práctica médica: la sedación paliativa(5)que curiosamente como dice el título habla de la sedación:
El síntoma refractario: es aquel que no puede ser controlado con los tratamientos disponibles, aplicados por médicos expertos, en un plazo de tiempo razonable. En estos casos el alivio del sufrimiento requiere la disminución de la conciencia para que el paciente no note el síntoma.
Las indicaciones más frecuentes de sedación paliativa son las siguientes atendiendo como indica la guía de sedación a que “no hayan respondido a los tratamientos indicados y aplicados correctamente durante un tiempo razonable”:

  • ·         las situaciones extremas de delirium hiperactivo,
  • ·         nauseas/vómitos
  • ·         disnea
  • ·         dolor
  • ·         hemorragia masiva 
  • ·         ansiedad o pánico


Estos síntomas por separado o en conjunto y que resulten imposibles de controlar, es decir llamándolos refractarios. También cabe diferenciar La sedación paliativa en la agonía, o situación de últimos días, que se define como la fase precedente a la muerte, cuando ocurre de forma gradual, con deterioro físico severo, debilidad extrema, alta frecuencia de trastornos cognitivos, de conciencia, con pronósticos de vida de días, como podemos también leer en el siguiente recurso, Sobre cuidados paliativos (CP), atención en la agonía, sedación y otros asuntos (6).
La sedación Paliativa se trata de un tratamiento real y necesita de evaluación continua del nivel de sedación, se utiliza una escala validada científicamente, la escala de Ramsay (7).
Te atreves a Diferenciar entre Eutanasia y Sedación paliativa, la clave está en la intención, aunque la que pretendamos todos sea la misma, la Buena Muerte.

Esperamos vuestros comentarios.

Marisa de la Rica Escuín  de C.S. 

Aquí los enlaces a los recursos:






Publicado en Nuestraenfermeria.es y en Carreteras Secundarias el 13 de Febrero de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada